Reafirma el pedido de coima

interior-de-uno-de-las-dependencias-del-frigorifico-concepcion-_733_570_1622031

El ganadero Carlos Trapani reafirmó que el ministro de Industria, Gustavo Leite, pidió una coima de US$ 500.000 para rehabilitar el Frigorífico Concepción. Comentó que el presidente Cartes y el electo Mario Abdo están al tanto.

Trapani refirió que esa información, la de la coima, trascendió en una reunión de la Asociación Rural del Paraguay el pasado lunes por la noche. Reconoció que actuó como intermediario entre Jair de Lima, dueño del frigorífico, y el ministro de Industria, Gustavo Leite.

“Jair tenía que entregar unos documentos (…) Él me llamó temprano para llevarle esos documentos al presidente (Cartes). Son los documentos de todo lo que él ingresó, los documentos ‘sinceridad’ del ingreso, de lo que pagó y de lo que no pagó. No son los documentos de la coima; la coima no deja documentos”, expresó Trapani.

El ganadero también dijo que Leite se presentó como un “paladín de la justicia” al denunciar las irregularidades del frigorífico. Agregó que el presidente electo, Mario Abdo, también está al tanto de la situación. “No estoy absolutamente ni a favor ni en contra de él (Gustavo Leite). No le debo ningún favor”, argumentó. “Gracias a Dios, Juan Carlos Galaverna es uno de los testigos de esto”, detalló.

Trapani concluyó diciendo que precisaba reafirmar su versión porque Gustavo Leite lo acusó de cobarde en una conversación ayer, en la que negó además el pedido de coima.

Leite, quien estaba haciendo escala en EE.UU. en un viaje hacia a Taiwán, también llamó a Ñandutí “para desmentir la tapa de ABC” y mantuvo un mano a mano al aire con Trapani, a quien acusó de hacer pública la versión de la coima y, al tiempo de negar su participación, advirtió que a su vuelta recurriría a las instancias necesarias para denunciar este caso. “Llamale a Trapani, preguntale si es cierto que Gneiting y yo pedimos coima. Es un cobarde. No tiene pies ni cabeza esta versión”, expresó Leite.

Por su parte, el abogado del frigorífico, Pedro Ovelar, dijo a ABC que “el señor Jair en ningún momento ofreció dinero a algún funcionario, tampoco recibió alguna propuesta, tampoco hubo pago alguno a algún funcionario. Lo único que manifestó Jair era que no podía conversar con ningún ministro ni alto funcionario del Gobierno para explicar qué problema hubo en la importación de carne, porque ya le cerraban todos sus mercados y pareciera ser que había más interés en cobrar los US$ 580.000 de multa que en esclarecer el problema”.

Fuente: ABC

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s