Murió por desnutrición el icónico elefante de Venezuela

elefante-ruperta-icono-de-la-lucha-en-venezuela-_858_573_1634514

CARACAS. La elefanta Ruperta, ícono de la crisis venezolana, murió la medianoche del lunes en el zoológico de Caricuao, en el sudoeste de Caracas, informó hoy Ramón Velásquez, ministro para Ecosocialismo y Aguas.

“Lamentamos el fallecimiento de Ruperta, elefante africano ícono del zoológico de Caricuao. Recordemos que estos animales en cautiverio tiene un promedio de vida de 17 años”, dijo el ministro a través de la red social Twitter.

Y agregó: “Ruperta vivió 48 años, quiere decir que recibió todos los cuidados para prolongar su existencia”.

Indicó que el paquidermo falleció en su zona de exhibición en el zoológico y sus veterinarios iniciaron todo los protocolos de rigor para estos casos. La historia de Ruperta era conocida por todos los venezolanos desde el año pasado debido a los graves niveles de desnutrición que padecía, lo que generó la preocupación de movimientos ambientalistas y amigos de animales tanto dentro como fuera del país.

“Solo estaba consumiendo auyama y lechosa (papaya)”, denunció en esa oportunidad Marlene Sifontes, dirigente del Sindicato del Instituto Nacional de Parques (Inparques).

Mientras que Paris Jackson, hija del cantante de pop Michael Jackson, ante el drama de Ruperta, dijo que “esto es inhumano y exasperante” y pidió difundir la información “para ayudar a estas hermosas criaturas que merecen una vida mejor”.

Las precarias condiciones del famélico animal denunciadas a través de vídeo y fotografías despertó la solidaridad en las redes sociales y, a través de la #SalvemosaRuperta, se activó una campaña para ayudar al paquidermo y al resto de los animales del zoológico.

Hace cinco días, la elefante tuvo una fuerte recaída, por lo que especialistas realizaron la revisión necesaria y dijeron que estaba “estable” y en “constante” observación. Asimismo, señalaron que la recaída fue consecuencia de un primer incidente que tuvo en marzo del 2017, que le causó una fractura en el cartílago de su oreja izquierda, lo que derivaría dificultades en su equilibrio, y que fue atribuido a su estado de desnutrición por los movimientos ambientalistas, pero negado por las autoridades.

Ecologistas y proteccionistas de animales en Brasil se habían ofrecido para ayudar a Ruperta. Pero el gobierno venezolano negó la posibilidad. Venezuela registra una profunda crisis económica, marcada por la inflación más alta del mundo y una acentuada escasez de medicinas y alimentos, de la cual no escapan los animales.

Fuente: ABC

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s