¿Quién fue Madiba? Homenaje a Nelson Mandela

160206_mb2t9_dezo-hommage-mandela_sn635-702x336

 Pertenecía al clan Madiba, de la etnia xhosa, de ahí se desprende el sobrenombre. Madiba era el nombre de un jefe thembu que gobernó la región Transkei, a la que pertenece Umtata, la población en la que nació el ex presidente Nelson Mandela. Llamarlo Madiba es señal de cariño y respeto, el título otorgado por el concejo de ancianos de su tribu, en señal de una vida honorable y gloriosa.

Nació en Mvezo, Transkei, el 18 de julio 1918. Fue el primer presidente de la raza negra, el primero en resultar electo por sufragio universal en su país. Fue abogado e insistentemente luchó para derrocar el racismo, desde joven defendió sus ideales, tuvo una vida agitada luchando por lo que creía justo y activamente participó de estructuras políticas, ganador del premio Nobel de la paz.

Fue hijo del jefe de una tribu, se le puso de nombre Rolihlahla, pero a los siete años, con el fin de que pudiera asistir a la escuela metodista, fue bautizado con el nombre de Nelson en la iglesia de Transkei. Lugar donde estudió tanto el idioma inglés como el xhosa, aparte de historia y geografía. A partir de esos años comenzó su afición por la historia africana.

A causa del fallecimiento de su padre, desde pequeño quedó al cuidado de un primo suyo, el gran jefe Jongintaba; con el que, al escuchar a los demás jefes tribales, tomó conciencia del sentido de la justicia.

A los dieciséis años de edad pasó a formar parte del consejo tribal; y tres años después, en 1937, ingresó a un internado para negros de la Universidad de Ford Hare para cursar estudios superiores donde optó por la carrera de Derecho.

Más tarde se mudó a Johannesburgo, donde conoció a Walter Sisulu, quien lo introdujo en el Congreso Nacional Africano (ANC), un movimiento de lucha contra la opresión que padecían los negros sudafricanos. Su capacidad innata de liderazgo, su carisma y convicción más tarde lo situaron en puestos prominentes de la organización.
En 1944, fue uno de los líderes fundadores de la Liga de la Juventud del Congreso. Se trataba de un grupo dominante del Congreso Nacional Africano; su ideología era un socialismo africano: nacionalista, antirracista y antiimperialista.

En 1952 Mandela pasó a presidir la Federación del Congreso Nacional Africano de la provincia sudafricana de Transvaal. Lideró los movimientos contra el apartheid, se trataba de un sistema de segregación racial que trabajaba para la creación de lugares separados, tanto habitacionales como de estudio o de recreo, para los diferentes grupos raciales, y el poder exclusivo de la raza blanca para ejercer el voto. El sistema consistía básicamente en la división de los diferentes grupos raciales para promover el “desarrollo”.

En su ejercicio como abogado, fue varias veces arrestado por actividades sediciosas y, como parte del liderazgo del Congreso Nacional Africano, fue procesado en el Juicio por Traición. Cumplida su condena reapareció en público, promoviendo la aprobación de una Carta de la Libertad, en la que se plasmaba la aspiración de un Estado multirracial, igualitario y democrático.

En 1961 Mandela fue elegido secretario honorario del Congreso de Acción Nacional de Toda África, un nuevo movimiento clandestino que adoptó el sabotaje como medio de lucha contra el régimen de la recién proclamada República Sudafricana.

En 1963, de nuevo, fue arrestado y condenado a cadena perpetua. Pero estuvo prisionero durante 27 años, esta vez campañas internacionales abogaron por su liberación; fue excarcelado en 1990.

La ultima foto oficial de Mandela, usada en su Funeral. 

Se unió a las negociaciones políticas para abolir el apartheid y establecer las elecciones generales en 1994.
Se convirtió en el primer presidente sudafricano de raza negra y durante su Gobierno de Unidad Nacional invitó a otros partidos políticos a unirse a su gabinete, y además se promulgó una nueva Constitución. También creó la comisión para la verdad y reconciliación, para investigar las violaciones a los derechos humanos cometidos.

En su administración se implantaron medidas para una reforma de la propiedad de la tierra, el combate a la pobreza y la expansión de los servicios de salud. Tras su retiro de la política se dedicó a obras de caridad y al combate de la pandemia del SIDA, a través de la Fundación Nelson Mandela.

La constitución sudafricana de 1996 impedía la gestión del presidente del país por dos períodos consecutivos, por tanto, dio su discurso de despedida el 29 de marzo de 1999.

En 1993 ganó el Premio Nobel de la Paz. Expresó que “Nadie nace odiando a otra persona por el color de su piel, su origen, o su religión. La gente tiene que aprender a odiar, y si ellos pueden aprender a odiar, también se les puede enseñar a amar, el amor llega más naturalmente al corazón humano que su contrario”.

En el mes de junio de 2004, a la edad de 85 años y con una salud delicada, Mandela anunció su retiro definitivo de la vida pública.

Tras una larga lucha y con la satisfacción de haber logrado toda una nueva forma de vida para su país, ocurrió su deceso en el año 2013 en su residencia en Johannesburgo. Al momento de su fallecimiento, Nelson Mandela era considerado el padre de la nación sudafricana, así como el «padre fundador de la democracia»

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s