Rascarse oficialmente

Algunos internautas se molestaron porque califiqué de oneroso cachivache al lote de parlasurianos que pagamos desde hace una década. Afirman que, por el contrario, ellos suponen una inversión necesaria porque con el Parlasur tendremos finalmente un órgano supranacional que nos permitirá obligar a los socios grandes, Brasil y Argentina, a respetar las reglas de la integración.

Por Luis Bareiro

Por si tuvieran razón me puse a revisar el acuerdo que dio vida a este legislativo regional y me encontré con un escenario peor del que suponía. Estamos derrochando fortunas desde el 2008 para un Parlamento cuyas resoluciones podrían ser vinculantes recién a partir del 2020, y que para entonces estará integrado por 75 legisladores brasileños, 43 argentinos, 18 paraguayos y 18 uruguayos, un cuerpo legislativo donde seremos minoría y en el que las decisiones podrán tomarse por mayoría simple, salvo algunos casos especiales.

¿Y este es el órgano “supranacional” que nos dará mayores garantías en el Mercosur? ¿Un Parlasur donde con tres votos más Brasil tendrá mayoría simple?

Lo más sorprendente es que para este proyecto, de cuya viabilidad hay serias dudas, nosotros venimos eligiendo sin ninguna necesidad 18 parlasurianos desde el 2008, a un costo total de 179.000 millones de guaraníes, unos 32 millones de dólares.

El resultado de este derroche es cero. Ninguna declaración ni recomendación que haya emitido el Parlasur –si es que emitió alguna– es vinculante. Por eso Brasil, Uruguay y Venezuela (hasta su suspensión) jamás eligieron parlasurianos, se limitaron a designar de entre sus diputados y senadores a quienes les representen en la reunión que, en teoría, se desarrolla una vez al mes en Montevideo. Argentina vota parlasurianos desde el 2015, pero no tienen dieta. Se les paga un viático para las consabidas reuniones mensuales, nada más.

Pero como a nosotros lo que nos sobra es dinero público, los elegimos, les pagamos la misma dieta de los demás legisladores, cerca de 33 millones de guaraníes mensuales, les destinamos 1.600 millones de guaraníes para combustible por año (aunque viajen en avión y a costa nuestra), les financiamos un seguro médico vip de cerca del millón y medio de guaraníes por mes y les concedimos la posibilidad de jubilarse con un solo periodo de trabajo (a partir de este año, con una crueldad inconcebible, aumentamos la exigencia a dos periodos, vale decir, a diez años, 15 menos de los que necesitamos nosotros).

Y hay más. Como tienen que hacer nada se cansan, por eso el presupuesto contempla también a quienes los ayuden. Los parlasurianos tienen a su disposición 35 funcionarios nombrados, 23 contratados y para este año ocho vacancias, con salarios que van desde el mínimo hasta los 16 millones de guaraníes. Son 66 auxiliares más 18 parlamentarios para rascarse oficialmente el higo.

Todo este derroche insultante fue creado por ley (no existe en la Constitución) y puede ser derogado con otra. Eliminar los cargos o sus dietas debe formar parte de lo que les exijamos a quienes se dicen nuestros representantes. Es así de simple.

#BastaYa

FUENTE UH
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s