Cartes debilitó la institucionalidad y pretendió la concentración del poder

0006844706

Sus acciones quedaron opacadas por su plan de reelección presidencial que acabó con la quema del Congreso y atropello mortal al PLRA en la noche del 31 de marzo y madrugada del 1 de abril de 2017.

Horacio Cartes completa su mandato este miércoles y entrega la banda presidencial a su sucesor del mismo partido político, Mario Abdo Benítez.

El Gobierno cartista arrancó con la promesa del “nuevo rumbo” y que iba a marcar una gestión diferente con ministros técnicos, despegados de las viejas prácticas clientelares y corruptas de la clase política.

Prometió que iba a reducir en un 50% la pobreza, que los grupos criminales del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) no le iban a marcar la hoja de ruta y que iba a cortar las manos a los corruptos.

Sin embargo, Horacio Cartes se despide con denuncias de tráfico de influencias, fracasos en su lucha contra los grupos criminales y concluye con denuncia de haber entregado la soberanía con la Nota Reversal de Yacyretá.

Para la politóloga Mabel Villalba, el gobierno de Cartes termina provocando la debilidad institucional, la falta de confianza en las instituciones y la impunidad generalizada, debido a la vulnerabilidad del sistema judicial.

Analizó que esta situación se ha manifestado a través de una injerencia desmedida en los demás poderes del Estado, especialmente en el Poder Judicial. “Existen ejemplos claros, tal como el caso Curuguaty y cómo se dio la aceptación de su candidatura al Senado, a pesar de la prohibición constitucional”, remarcó la profesional.

Sostuvo que buscó cooptar los demás poderes y de alguna manera mantenerse en el poder, con su insistencia en instalar su reelección en primer lugar, y luego en jurar como senador activo, aun a costa de violar la Constitución Nacional. Villalba indicó que el discurso del presidente se caracterizó desde el principio de su gestión por un tono autoritario, la reivindicación de la dictadura stronista, de la hegemonía colorada y no ha tenido un discurso conciliador o institucional. No hubo avances en materia de acciones en el ámbito social y la pobreza sigue golpeando a un gran sector de la población. Esta situación terminó opacando algunas acciones, como el avance en materia de acceso a la información ciudadana, la estabilidad macroeconómica y algunas acciones desarrolladas como ser las grandes obras viales.

Aumentó represión a movimientos sociales
“Durante el Gobierno de Horacio Cartes ha aumentado la represión y, sobre todo, la criminalización y judicialización de los movimientos sociales, especialmente de dirigentes campesinos. Se ha violado el derecho a la libre expresión a la manifestación, así como se ha favorecido un clima que obstaculiza la formación de sindicatos y otras organizaciones”. Sara Mabel Villalba, politóloga.

“Comportamiento corrupto de Congreso”
“Lo mejor que deja este Gobierno es una macroeconomía ordenada y fuerte inversión en materia de infraestructura. Lo peor que deja es que hay un deterioro institucional. La Constitución fue como nunca empujada a través de su plan de reelección. El Congreso también tuvo comportamiento anárquico, corrupto. Será avanzar rápidamente en el crecimiento que necesitamos”. Alberto Acosta G., Dende.

Fuente: UltimaHora

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s