Le salvó la vida cuando era bebé y ahora es su compañero de trabajo

0007808981

Vilma Wong es la enfermera que cuidó con tanta dedicación de Brandon Seminatore cuando él nació en 1990 de forma prematura. Hoy, tras 28 años, se encontraron sin planearlo y se convirtieron en compañeros de trabajo.

Brandon Seminatore es aquel bebé que nació de forma prematura a los seis meses y medio de gestación y que Vilma Wong se encargó de cuidar en 1990, en el hospital de niños Lucile Packard de Palo Alto, en California, Estados Unidos. En aquel entonces, era su enfermera principal.

 

El País compartió la historia este domingo, a raíz de una publicación hecha en la propia fanpage del hospital, donde Vilma trabajó por más de 30 años, y por la difusión de medios norteamericanos.

Wong fue la enfermera que más cuidó de Seminatore y hoy, 28 años después, ambos se reencuentran, porque él comenzó a trabajar como pediatra residente en el mismo centro médico donde nació.

Ella no cambió de empleo en todo este tiempo y recientemente, cuando hacía una ronda por el hospital, escuchó el nombre del nuevo médico residente. A Wong, eso le llamó la atención.

“Brandon estaba en mi equipo cuidando a uno de mis pacientes. Le pregunté quién era y su apellido me resultó muy familiar. Seguí preguntándole cosas, como de dónde era. Me dijo que era de San José y que había nacido prematuro en este hospital”, contó la mujer, para la web del Lucile Packard.

Esta foto se publicó en la cuenta de Facebook del hospital de niños Lucile Packard.
healthier.stanfordchildrens.org

Con esas pistas, relacionó algunos recuerdos. “Recordaba haber atendido a un bebé con el mismo apellido. Para confirmar mis sospechas, le pregunté si su padre era policía”, sigue relatando y describió un silencio en ese instante. El pediatra reaccionó entonces y le preguntó si ella era Vilma. “Y dije que sí”, afirmó contenta.

The Mercury News es un medio local estadounidense que describió a Wong como una persona legendaria en la familia de Seminatore, por el cariño y la ternura con que fue atendido el entonces pequeño bebé prematuro. No la olvidaron jamás.

Cuando la madre se enteró de que su hijo trabajaría en el mismo lugar donde nació, se apresuró a pedirle que buscara a su enfermera. Él supuso que ya no estaría, por eso no preguntó por ella.

Pero se dio el encuentro y cuando los padres se enteraron de esto, recurrieron a la foto que le tomaron a Wong con el bebé en regazos, y la sacaron de un álbum familiar para entregarla al hospital.

“Conocer a Vilma ha sido una experiencia surrealista. Se preocupa por sus pacientes hasta el punto de recordar sus nombres tres décadas después”, expresó Seminatore.

Fuente: UltimaHora

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s