Algunas preguntas sin respuestas sobre la masacre en la “Casa del horror”

A cinco días de uno de los mayores crímenes registrados en la ciudad de Asunción, aún quedan preguntas sin respuestas. El asesinato de tres adultos y dos niños, todos miembros de una misma familia, sigue generando dudas y conmoción, mientras la investigación del caso continúa.

La ahora conocida como Casa del Horror está ubicada en las calles Oliva y Montevideo

La tragedia irrumpió en la tranquila tarde del pasado lunes. La denuncia de un vecino alertando a las autoridades sobre el fétido olor procedente de una vivienda dio paso al hallazgo de cinco cuerpos. Con el correr de las horas, uno tras otro, los espacios informativos daban cuenta de nuevos datos sobre el crimen macabro dentro de la “Casa del horror”, ubicada sobre las calles Oliva y Montevideo, en pleno microcentro de Asunción.

Los cadáveres fueron hallados en una vivienda en el microcentro de Asunción.

Las víctimas del quíntuple homicidio son Dalma María Rojas Rodas; su padre, Julio Rojas del Valle; su madre, Elba Rodas, y sus hijos de 4 y 6 años. Cuatro de los cuerpos fueron hallados en fosas y el quinto bajo escombros. Se presume que todos fueron asesinados a puñaladas, pero, hasta la fecha, la causa de muerte de algunos de los miembros de la familia también es un tema que engrosa la lista de dudas que rondan en torno al caso.

¿Quién fue el autor de la masacre?

Según la hipótesis que manejan el Ministerio Público y la Policía Nacional, el principal sospechoso de los asesinatos es Bruno Marabel, de 19 años, esposo de Dalma María Rojas.

En principio, se informó que el mismo joven había confesado a los policías que cometió los crímenes; sin embargo, posteriormente salió a aclarar que él nunca reconoció ser el autor del quíntuple homicidio.

Además, Bruno Marabel se abstuvo de prestar declaración indagatoria ante la fiscala Esmilda Álvarez, quien lleva adelante la investigación.

Bruno Javier Marabel es el principal sospechoso del macabro crimen.<br>

Las autoridades no descartan que más personas estén implicadas en el hecho, porque aseguran que Marabel no pudo haber asesinado con arma blanca a cinco personas. Eso, sin olvidar que en el fondo de la vivienda, donde se encuentra un viejo sanitario, también fueron cavadas dos fosas en las que enterraron a cuatro de las víctimas. La quinta víctima quedó bajo escombros en la casa.

¿Por qué fueron asesinados todos los miembros de la familia?

Hasta el momento, la Fiscalía no puede hablar de lo que pudo haber provocado el asesinato de toda la familia. Una de las versiones es que podría tratarse de un feminicidio por problemas pasionales, debido a que el principal sospechoso, Bruno Marabel, era esposo de una de las víctimas, Dalma Rojas.

Tampoco descartan que se podría tratar de un ajuste de cuentas, debido a que la familia habría estafado a varias personas.

Por éste estacionamiento se ingresó a la vivienda aquel día de los hallazgos.

¿Cuándo ocurrieron los homicidios?

Es la gran pregunta que se realizan los investigadores, ya que aún no se tiene confirmada la fecha exacta de cuándo ocurrieron los homicidios. Sin embargo, una de las hipótesis es que habrían ocurrido entre el martes 2 y miércoles 3 de octubre pasado, por el estado de descomposición en el que fueron hallados los cuerpos de las víctimas.

Esto se contrapone a la versión de Araceli Sosa, una de las personas imputadas por el caso, quien aseguró haber visto con vida a Julio Rojas Del Valle el pasado 5 de octubre.

La fiscala Esmilda Álvarez reveló que manejan la hipótesis de que los crímenes habrían ocurrido de manera secuencial.

“Confirmamos la hipótesis de que había dos alternativas: él (Bruno Marabel) no pudo hacer esto solo, y si así fuera, lo habría hecho en forma secuencial y no de una vez. Sabemos con firmeza los tiempos en que estas personas estaban aún con vida, y son tiempos diferentes, eso puedo afirmar”, había manifestado este sábado la fiscala, en comunicación con el programa La Lupa, emitido por Telefuturo.

¿Cómo mataron a Dalma y a su hijo mayor?

Los cuerpos de Dalma, de su madre y de sus dos hijos fueron enterrados en dos fosas en el interior de la casa. Sobre los restos, el o los autores, derramaron cal para acelerar el proceso de descomposición.

Por este motivo, en la autopsia no se pudo saber cómo fueron asesinados Dalma y su hijo de 6 años, ya que sus restos estaban en total estado de putrefacción.

Diferente es el caso del hijo menor. El niño de tan solo 4 años fue asfixiado con un corpiño y, ya después de muerto, el asesino le infringió 17 puñaladas en diferentes partes del cuerpo.

Bruno Marabel y Dalma Rojas contrajeron matrimonio en enero de este año en la ciudad de Itá.

¿Por qué los adultos no se defendieron?

Llama la atención al médico forense Pablo Lemir que las víctimas no se hayan defendido, teniendo en cuenta que Dalma era boxeadora y que su padre era una persona robusta y alta.

“Estamos hablando de que una de las víctimas es una luchadora y la otra es un señor con una contextura física grande. Estamos hablando de, por lo menos, dos personas que tienen toda la capacidad de defenderse”, refirió el forense del Ministerio Público.

<p>Detrás de esta puerta estaba el cuerpo putrefacto del padre de Dalma Rojas.</p>

¿Por qué el asesino colocó una foto de los niños sobre el cadáver?

El cuerpo de Julio Rojas fue el primero en encontrarse. Estaba frente mismo a la puerta de la entrada principal que da a la calle sobre Oliva. Su cadáver solo estaba tendido en el suelo, debajo de algunos escombros y ropas.

Sobre su cuerpo fue encontrada una fotografía de sus nietos, que estaba incrustada en su pecho con un espadín. Hasta el momento, se desconoce por qué el asesino colocó la foto de los pequeños sobre el cadáver.

¿Qué significan las notas halladas en poder de una de las víctimas?

En el interior de la riñonera que Julio Rojas llevaba por la cintura fueron encontradas dos notas. En una de ellas estaba el escrito: “Ayuda Niños”. Mientras que en la otra estaban las iniciales: “D.B.” Ambos mensajes fueron escritos sobre una servilleta, entre rastros de sangre. Se desconoce quién fue la persona que redactó estas piezas halladas por los investigadores.

¿Cómo es que las personas que fueron a la casa no percibieron el olor?

Están detenidos e imputados por homicidio doloso en calidad de cómplices, María Araceli Sosa Díaz, de 22 años; su hermano, Marcelo Gabriel Sosa Díaz, de 23 años, y Alba Armoa, de 18 años.

Según la Fiscalía, todas estas personas estuvieron en la casa el pasado sábado, en horas de la noche, antes del hallazgo de los cadáveres, que, según la autopsia, ya llevaban ahí por lo menos tres días.

Los hallazgos se produjeron luego de que un vecino alertara a las autoridades del fétido olor que provenía de la casa.

Este punto llama poderosamente la atención a los investigadores, quienes se preguntan cómo es que las personas ahora detenidas no percibieron el olor cuando estuvieron allí el pasado sábado celebrando una fiesta de karaoke.

Tanto Araceli Sosa como Alba Armoa aseguraron que no se percataron porque Bruno rociaba la casa con desodorante de ambiente; además, había orín y heces de perros en el sitio.

¿Por qué Bruno seguía viviendo en la casa con los cuerpos putrefactos?

La Policía Nacional afirma que Bruno seguía viviendo en la casa, pese a que los cadáveres estaban enterrados en su interior, en dos fosas, y el cuerpo de su suegro estaba al descubierto en una de las habitaciones.

En el día del hallazgo, la casa estaba llena de moscas y un olor putrefacto salía del sitio, lo que hacía difícil ingresar en el interior sin utilizar tapabocas.

¿Qué le sucedió a Bruno en el dedo?

La detenida Araceli Sosa contó que el viernes 5 de octubre, Bruno fue a su lugar de trabajo con una herida en un dedo de su mano derecha, donde le faltaba un pedazo de carne. Al consultarle qué fue lo que le sucedió, este dijo, supuestamente, que su perra lo había mordido, luego de querer ayudarla en el parto de sus cachorros.

Bruno Marabel, ex pareja de Dalma Rojas, es el principal sospechoso de los crímenes.

¿Por qué una de las mascotas tenía sangre?

Una de las mascotas de la familia asesinada era una perra de la raza pitbull. Según Araceli Sosa, cada vez que ella y sus amigos iban a la casa de Bruno, el animal estaba encerrado en el interior de una de las habitaciones.

Dalma y su mascota en el interior de la vivienda.

Luego, la perra era liberada por Bruno y, según contó la joven, cada vez que salía lo primero que hacía era ir al fondo. Ante esto, supuestamente, el joven la golpeaba. Según Araceli, la mascota tenía también rastros de sangre en el hocico.

Estas preguntas son apenas algunas de las incógnitas que, hasta el momento, no tienen una respuesta y que mantienen alerta a los investigadores del caso.

Este sábado, al cumplirse cinco días del hallazgo de los cinco cadáveres, solo la antigua casa, un abandonado patrimonio histórico de Asunción, guarda las respuestas, como testigo mudo de los asesinatos registrados en la sala y en uno de los dormitorios.

Sus cuatro paredes fueron lo último que vieron los abuelos, los nietos y la madre de una familia que acabó de manera trágica.

<p>Algunas flores fueron llevadas en el lugar, en memoria de las víctimas. Así quedaron los rastros tras el temporal de este sábado. </p>

Este viernes, en memoria de las víctimas, varios vecinos fueron hasta la vivienda a dejar carteles, velas y flores, que más tarde fueron arrastrados por el temporal.

Fuente: UH

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s