Presidente adelantó que vetará el polémico doble blindaje legislativo

El proyecto de ley aprobado en Diputados debe ser definido en la Cámara de Senadores. El mandatario rechaza la medida impopular que establece más trabas para sancionar a corruptos.

Producción. El presidente  recorrió el laboratorio de producción de alevines y cultivo de pacú que está en  Eusebio  Ayala.

El presidente Mario Abdo Benítez adelantó que vetará el proyecto de ley que plantea el doble autoblindaje legislativo, si es que es sancionado por la Cámara de Senadores.

La medida impopular que avanzó en la Cámara de Diputados contempla la reglamentación de la pérdida de investidura, poniendo más trabas a la hora de investigar a un legisladores envuelto en un caso de tráfico de influencia.

El proyecto de ley que debe ser resuelto ahora a instancias de la Cámara de Senadores plantea la doble instancia. Para iniciar la pérdida de investidura la Cámara solicitante debe aprobarla con mayoría absoluta, mientras que la última palabra queda en manos del Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE).

El presidente de la República se desmarcó y adelantó que rechazará de plano si llega en sus manos.

“Voy a vetar (el proyecto de ley cuestionado)”, respondió el mandatario cuando estuvo realizando un recorrido en el laboratorio de producción de alevines y cultivo de pacú en Eusebio Ayala, Departamento de Cordillera.

rechazo. El principal cuestionamiento a la propuesta legislativa es que la Justicia Electoral se convierte en un organismo juzgador de los parlamentarios para los casos de denuncias de tráfico de influencia.

La propuesta nació en una comisión especial que impulsó la idea de fijar el doble blindaje para los miembros del Congreso contra quienes obran pedidos de pérdida de investidura.

La posición política asumida por el jefe de Estado sale en contramano a sus correligionarios que acompañaron la medida impopular. La misma fue aprobada con 43 votos de los diputados que integran las bancadas de los colorados Añetete (sector del presidente de la República), incluyendo al presidente de la Cámara de Diputados, Miguel Cuevas. Se sumaron los referentes de Honor Colorado (cartistas). También tuvo el respaldo de los llanistas, efrainistas y buzarquistas del PLRA.

Actualmente por una simple mayoría de votos (la mitad más uno de los presentes) se podía activar el procedimiento de pérdida de investidura, pero con la normativa aprobada se requerirá de mayoría absoluta de 41 votos y en el Senado de 23 votos (la mitad más uno del total de integrantes).

La medida se dio justamente en momentos en que uno de sus integrantes fue imputado. Es el caso del diputado liberal Carlos Portillo, investigado por tráfico de influencia a partir de la divulgación de un audio que lo complica en el caso de audios del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM).

Desde que arrancó este periodo legislativo hubo una fuerte presión ciudadana para sacar a legisladores envueltos en casos de corrupción. El primero de ellos fue José María Ibáñez, investigado en la causa de los caseros de oro.

Le siguió Óscar González Daher (tráfico de influencias en el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados), al igual que el oviedista Jorge Oviedo Matto, también por tráfico de influencias.

Fuente: Uh

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s