Messi sobrevive al caos

El argentino, que marca e interviene en el gol de Piqué, zanja el primer puesto para el Barcelona en otra noche desconcertante

El PSV remató tres veces al palo y desaprovechó múltiples ocasiones

De la aburrida burocracia del Metropolitano, al caos de Eindhoven. No existe término medio para este Barcelona, indescifrable en su plan de gobierno y escuálido en la retaguardia, sea cual sea la competición y el partido. Sólo sirve una referencia. Ernesto Valverde no hace «experimentos», tal y como admitió él mismo en la víspera. Es decir, los chicos de la Masia siguen contemplando musarañas, aunque haya ocho hombres en la enfermería -el último, otra vez Umtiti-. Y quien resuelve es Messi, delantero centro mentiroso en el triunfo contra el PSV. Suficiente para que el equipo azulgrana se asegurara por duodécimo año consecutivo la primera plaza de su grupo de la Champions. [Narración y estadísticas (1-2)]

El PSV de Mark van Bommel, pese a que asomaba en el partido con un único punto, pese a su tendencia a desvanecerse en la presente Champions tras notables ejercicios, disparó hasta tres veces al palo en un primer acto azulgrana del todo desconcertante. Si bien el Barcelona siempre podrá alegar que Arturo Vidal vio cómo en este mismo periodo le arrebataban dos tantos en la misma línea de gol, poca excusa admitió su nula autoridad en el centro del campo. Los interiores fueron para el propio Vidal y para Rakitic, aunque éste pasara al perfil zurdo, con todo lo que ello conlleva. Mientras que Aleñá, cómo no, echaba raíces en el banco y el jovencito Riqui Puig se quedaba contemplando la iluminación del Philips Stadion desde la grada.

Problemas en defensa

Durante un largo tramo, los problemas en el área propia, tan conocidos en el devenir liguero, se trasladaron también a Europa. Ter Stegen estuvo lúcido en el primer intento de falta directa de Pereiro, pero después enhebró tres graves errores que incidieron en el momento dubitativo del meta.

No fue el único que mostró dificultades. Valverde consideró que Rakitic, exprimido hasta niveles insoportables, debía ser ya titular pese a que el parte médico daba la posibilidad de ampliar su baja una semana más. Un mal pase hacia el centro del croata, que debió de pensar que Semedo estaba más cerca, acabó en botas de Pereiro, cuyo zurdazo concluyó en el palo.

Aún hubo más. Piqué, a quien las ausencias del citado Umtiti y Vermaelen también encadenan al once titular, vio cómo el tallo De Jong le ganaba un salto para que Pereiro, otra vez él, pudiera coronar. El uruguayo levantó demasiado el punto de mira.

Bastante tenía el Barcelona con que la pelota llegara, bien a Dembélé, incisivo cada vez que el balón rondó su zona de influencia, o Messi, amo de la garganta del campo. En la orilla zurda, Coutinho y Alba dimitieron.

La primera parte se desmayó con los palos de De Jong y Dumfries, cuyo gesto de desesperación ya invitaba a pensar lo que ocurriría a continuación. Porque LozanoBergwijn ya corrían menos. Porque Dembélé le cogía el gusto a asociarse con Messi. Y porque el 10, que se hartó a acelerar y frenar antes de marcar el gol inaugural, también se apuntó la asistencia a Piqué tras un centro que, según La Pulga, debía ser un tiro. El argentino dejó sin habla a un estadio que, pese al tanto crepuscular de De Jong, apagó la luz sin entender nada.

El holandés Gerard Reveenfant terrible de la literatura holandesa, escribió una extraña obra maestra antes de volverse loco. Se llamaba Las Noches. El protagonista, Frits, era un anodino oficinista que veía pasar la vida con la única obsesión de que no pasara nada. Si acaso, que la estufa funcionara. Que pudiera irse a dormir en paz sin sufrir ni padecer. Sin querer trascender. A Valverde, mientras veía cómo su Barcelona era zarandeado una y otra vez por un PSV ya eliminado y último de grupo, debió de quedarle la misma cara que a Frits en Eindhoven. «Qué noche. Qué noche. ¿Cuándo va a terminar?».

Fuente: http://www.elmundo.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s