Arrendatario, un gran moroso

Tras varios cuestionamientos, la Senabico hizo público el nombre del arrendatario de la Quinta Nápoles, del presunto narco Reinaldo Cucho Cabaña. El inquilino tiene varias demandas por deudas, según informe comercial.

A través de sus redes sociales la Secretaría Nacional de Administración de Bienes Incautados y Comisados (Senabico) informó que ya se encuentra disponible en su portal web el contrato de alquiler del Inmueble O’Leary, perteneciente al narcotraficando Cucho Cabaña.

La propiedad fue arrendanda a Miguel Ángel Ayala Florentín, paraguayo. El monto del contrato es de G. 7.000.000 al mes.

El arrendatario tiene nueve demandas por deudas que totalizan G. 49.951.502, según informes comerciales a los que accedió ABC Color. Las deudas van desde falta de pago de préstamos, tarjetas de crédito, telefonía celular, entre otros.

Otro detalle, siempre según datos comerciales, Ayala Florentín no figura como propietario de empresa alguna.

Entre las cláusulas del contrato se establece que el inmueble será destinado al uso comercial teniendo como actividad principal la explotación turística, pudiendo utilizarse para el hospedaje y la realización de actividades deportivas y recreativas.

Además, el contrato tiene vigencia por tres años y fue firmado el 15 de enero de 2019. Puede ser prorrogable por igual tiempo, por medio de un acuerdo de las partes involucradas.

Se estableció como precio del alquiler mensual la suma de G. 7.000.000 con los impuestos incluidos. Se aclara además que este monto puede aumentar anualmente.

La Secretaría Nacional Anticorrupción (Senac) recomendó a la ministra de la Senabico, Karina Gómez, publicar el contrato de alquiler de la mansión y en respuesta a esto, hoy se dieron a conocer los datos que revelan que el arrendador es un gran moroso.

Entre la documentación presentada por Ayala Florentín para acceder al alquiler de la Quinta Nápoles, consta una declaración jurada en la que afirma no estar vinculado y no tener causas por lavado de dinero, narcotráfico o financiamiento del terrorismo.

Asimismo alega no tener convocatoria de acreedores, ni haberse declarado en quiebra. Sin embargo datos a los que accedió nuestro diario, demuestran que es moroso en diversas firmas comerciales con montos que rondan los G. 50 millones.

Fuente: Abc

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s