Conflicto en Pilar: afectados exigen el raje del intendente ante falta de asistencia

Más de 10.000 familias de Pilar se ven afectadas a causa de las inundaciones por las recientes precipitaciones, que contabilizaron 300 milímetros de agua caída. Las autoridades prometen que llegarán con la asistencia a todos los ciudadanos damnificados, pero estos exigen que aceleren la provisión de los kits porque ya no aguantan la terrible situación.

Pobladores de la ciudad de Pilar realizaron una manifestación, exigiendo respuesta a las autoridades para recibir la asistencia. Los ciudadanos no quieren que se haga un censo solamente para entregar los víveres porque ya están pasando por un momento difícil y quieren ayuda de manera pronta. Muchas familias se preocupan por qué van a comer sus hijos.

Plantean que la entrega de alimentos no perecederos se realice casa por casa, que salgan a entregar a las familias afectadas en vehículos o botes y no organizando ollas populares porque eso no sirve para satisfacer sus necesidades.

Durante la protesta, los afectados intentaron atropellar la sede de la Gobernación y exigieron el raje del intendente Alfredo Stete ante la falta de respuestas a sus reclamos.

PROMETEN ASISTENCIA

Germán Amarilla, secretario departamental de Gestión de Riesgos de la gobernación de Ñeembucú, aseguró que desde hoy empezarán a brindar asistencia a cada familia y trabajarán a través de las Unidades de Salud Familiar (USF) para hacer la distribución y para llegar a cada familia.

También el intendente de Pilar, Alfredo Stete, aseguró que darán los kits a todos los afectados y que en los próximos días estarán llegando más camiones con la ansiada asistencia del Gobierno.

“Esperamos llegar mañana a todos. El tiempo nos ganó y el espectro es muy grande”, dijo respecto a la falta de asistencia a la población total de Pilar. “No podemos tener reservas, todo lo que llega estamos dando”, acotó.

Doris Roig, directora de coordinación de regiones sanitarias del Ministerio de Salud, detalló que hasta el momento tienen registrado que solo en Pilar unas 10.000 familias están afectadas por las inundaciones, mientras que en el resto de las localidades de Ñeembucú están padeciendo lo mismo otras 9.000 familias.

La doctora resaltó que trabajarán con las Unidades de Salud Familiar (USF) para actualizar los datos y luego entregar los víveres a los necesitados.

Aclaró que el fenómeno climático afectó el viernes y que de momento no hay afectación directa en la salud de la población, pero que esto será diferente si persiste el inconveniente por más días. De darse este escenario, los casos que podrían darse son gastroenteritis, afecciones en la piel y cuadros pulmonares. Sin embargo, afortunadamente el agua comenzó a descender rápidamente este domingo, gracias a las 12 motobombas que dio la Entidad Binacional Yacyretá (EBY).

Fuente: HOY

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s