Lento descenso del río, pero terreno no es aún habitable

Perjuicio. Animales caseros de pobladores usan áreas que van quedando libre de agua.El lento descenso de las aguas del Río Paraguay no permite la recuperación de espacios ganados por la riada en el Departamento de Ñeembucú. La ciudad de Alberdi continua con parte de la ruta que une con Asunción, inundada. Mientras que en Pilar el río en la víspera volvió a bajar 1 centímetro, situándose en 8 metros 88 centímetros.

El servicio internacional de transporte de vehículos, y pasajeros con la Argentina continúa clausurado, en el lado del vecino país, Puerto Cano, ya que las instalaciones portuarias se mantienen totalmente inundadas. Entendidos sostienen que las aguas deben bajar más de un metro para recuperar el servicio de la balsa entra Pilar y Pto. Cano.

Desde hoy la Secretaria de Emergencia Nacional (SEN), con apoyo de la Municipalidad de Pilar, inicia la asistencia en dos zonas en forma simultánea. Informaron que los alimentos serán entregados casa por casa. Será a pobladores de la zonas Norte y Sur, que incluye a los barrios San Vicente e Ytororó.

Una vez completada la tarea se agendará los demás barrios de ambas zonas, en forma simultánea. Se señaló que la necesidad alimentaria en estos momentos se encuentra cubierta con la llegada de los víveres de la SEN.

Pasó la lluvia, y se anuncia la llegada del frío que castigará con dureza a los estoicos pobladores. Esta situación condiciona la salud, sobre todo de los más pequeños, muchos de ellos transitan largas distancias descalzos, exponiéndose al peligro y a la contaminación.

El agua potable es un punto clave, con la inundación todos los pozos donde se surtían del vital líquido se encuentran afectados por la contaminación. Desde Salud Pública alertan hervir el agua antes de consumir. Mientras que la SEN, dispone de una planta móvil para purificar el líquido.

El drama que se observa entre los pobladores afectados es la perdida de sus medios de vida, sus animales y plantaciones, de los que trabajan en la fabricación de ladrillos. Algunos señalan que su única alternativa es abandonar el área e intentar adaptarse a un nuevo hábitat. Porque para los pobladores el desastre natural no es la inundación sino sus consecuencias.

Fuente: UH

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s