Una vez más con las ganas

Cerro lo acorraló y estuvo cerca, pero el tanto de De la Cruz lo fulminó.

Rodeado. Óscar Ruiz (c) intenta zafar de la marca de Robert Rojas (2) y Martínez (28).

César Escobar
cescobar@uhora.com.py

En la previa era muy difícil, pero la ilusión estaba. Cerro Porteño buscó ser demoledor en su estadio y ante su bulliciosa gente, que una vez más armó una fiesta. Y estuvo muy cerca de lograr poner de rodillas al vigente campeón de América.

La primera parte fue una muestra de jugar con mesura e inteligencia, cortando el circuito de juego de River y ante una desacomodada defensa tuvo situaciones importantes para abrir el marcador y antes de los 10 minutos logró el objetivo de ponerse en ventaja con el cabezazo de Nelson Haedo Valdez.

El escenario era inmejorable para el Azulgrana que estaba a tiro de empate en el global y siguió trabajando con la misma tesitura para marcar el segundo. Los millonarios intentaron hallar espacios cuando, sin embargo, no encontraron la claridad para resolver las situaciones.

golpe duro. En el segundo tiempo Cerro Porteño acorraló el área de la visita; sin embargo, River reordenó el mediocampo para tener mayor recuperación de la pelota y mayor incidencia en campo contrario.

Y en un pelotazo largo Matías Suárez gana en el forcejeo con Juan Saiz; el remate tapa Carrizo y en el remate apareció Nicolás de la Cruz, el mismo que en el día previo se paseó por los tribunales sacó un tiro violento, imposible para Carrizo.

Allí se definió la serie. Luego del gol de River, Cerro ya no fue el mismo equipo que trabajó de manera inteligente en la primera etapa y en el inicio de la segunda y eso permitió que el equipo de la banda roja se acomode mejor en el campo de juego.

Fin del trayecto del Ciclón en esta Libertadores y ahora se abocará de pleno en el torneo local. El Azulgrana dejó una sensación de que la remontada era posible y que estuvo a pasos de lograr la proeza.
La figura
Nelson Haedo Valdez
Entrega y amor propio mostró el referente de Cerro, que además del gol siempre fue el más claro en el ataque.

La cifra
3.034.730.000 guaraníes fue la recaudación de ayer, la máxima registrada en La Nueva Olla y en la historia de Cerro Porteño en la Copa Libertadores.

De la Cruz tuvo revancha

El uruguayo Nicolás de la Cruz fue el principal protagonista de los cuartos de final entre Cerro Porteño y River Plate.

Nadie imaginaba que en la previa del partido, el miércoles, el jugador iba a estar demorado por un incidente que ocurrió en el 2016, cuando en una escaramuza, jugando para el Liverpool charrúa, agredió a un efectivo policial y eso abrió una causa penal en nuestro país. Tres años después, el expediente resurgió y tuvo que someterse a la Justicia para responder a lo que ocurrió en aquella oportunidad.

En el partido, De la Cruz respondió con un golazo que selló la clasificación de River Plate a la semifinal de la Libertadores, festejando con todo su gol con su hinchada. “Fue una mañana un poco anormal. Tuve el respaldo del club, de mis compañeros”, mencionó el charrúa de 22 años después del partido.

Fuente: UH

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s