El PCC toma el control y siembra pánico en la cárcel de Encarnación

Tres miembros del grupo criminal intentaron huir y tomaron de rehén al jefe de seguridad del penal. Luego de la fuga fallida y tras una tensa negociación, se entregaron a las autoridades.

Online. Más de 5 mil personas vieron la entrega de los reos

Miembros del grupo criminal brasileño Primer Comando Capital tomaron el control de del Centro de Rehabilitación Social (Cereso), ubicado en el Departamento de Itapúa (también conocido como cárcel de Encarnación), y huyeron tres, llevando de rehén al jefe de Seguridad del penal.

De acuerdo a fuentes investigativas, pasadas las 16.00 horas, Vicente Antonio Leiva Piatti (paraguayo), Jacson Da Silva (brasileño) y Walter Darío Ayala (paraguayo) tomaron de rehén al jefe de Seguridad, Miguel Medina, para escapar del Centro Penitenciario, hiriendo por el camino a Juan Chaparro, subjefe de Seguridad, quien recibió un disparo en el pecho, y a otro guardia de nombre Antonio Martínez, quien recibió el balazo en el muslo. Los tres fugados con el rehén subieron al automóvil del guardia con la intención de escapar, pero el automóvil tuvo un desperfecto cuando estaban a tres kilómetros de la penitenciaría, en un lugar descampado.

Desde entonces, las acciones se sucedieron como en una película de acción, aunque en este caso la realidad superaba ampliamente a la ficción. Los tres internos, junto al funcionario penitenciario, fueron rodeados por agentes policiales, encabezados por el jefe de Policía del Departamento de Itapúa, comisario Germán Leal.

Allí se produjo una negociación de los criminales con los uniformados, que fue transmitido en vivo por los medios de comunicación, por expreso pedido de los fugados.

“Si a nosotros nos pasa algo, la penitenciaría explota, muchos inocentes van a morir”, amenazaba uno de los internos, quien exigía la presencia de agentes del Ministerio Público y de un vehículo para poder entregarse.

Entrega que se dio pasadas las 20.30 horas, luego de una tensa negociación encabezada por el fiscal Enrique Díaz y el comisario Leal.

Los que seguían la transmisión en vivo pudieron ver cómo el guardia Medina era apuntado por uno de los miembros del PCC que empuñaba una escopeta. Lo subieron al móvil de traslado de internos como él habrá subido a tantos reos, solo que esta vez estaban intercambiados los roles. Detrás subieron sus captores, que mantenían sus armas.

Luego, fueron escoltados por patrulleras hasta regresar al penal de donde se habían fugado por unas horas.

poderío. El ministro de Justicia, Julio Javier Ríos, reconoció el poderío del PCC en nuestro país y pidió más recursos para combatirlos. “Estamos lidiando con la organización más peligrosa de Sudamérica con elementos del siglo pasado, cuando que estas personas tienen elementos de este siglo”, afirmó el secretario de Estado, que pidió la creación de una cárcel de máxima seguridad.

Las Cifras
1.228 internos conviven en el penal de Encarnación. 92 de ellos son considerados miembros del PCC y peligrosos delincuentes.

19 guardiacárceles prestaban servicio ayer, cuando se desató el motín. Los internos aprovecharon que era día de visita.

Fuente: UH

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s