Incertidumbre política en Argentina inquieta a inversores y mercados

Se preguntan si Alberto Fernández o su compañera de fórmula, Cristina Kirchner, tendrá las riendas del poder si gana el peronismo. Temen un regreso del intervencionismo en el país.

Oposición. Alberto Fernández y Cristina Kirchner apuntan a los comicios del 27 de octubre.

¿Quién dirigirá el gobierno si los peronistas ganan las elecciones del 27 de octubre en Argentina, como se anticipa? ¿El presidenciable de centro-izquierda Alberto Fernández, o su compañera de fórmula, la ex presidenta Cristina Kirchner?

Esta es la pregunta del millón para Wall Street y expertos e inversores en mercados emergentes, que esperan que sea Fernández quien sujete firmemente las riendas del poder, se revele como un moderado y renegocie la deuda con el FMI y otros acreedores internacionales para evitar el noveno default en la historia de Argentina.

La incertidumbre sobre la política económica de un eventual gobierno Fernández-Kirchner agita a los mercados, disparó el riesgo país a niveles no vistos desde 2015 e inquieta al FMI, que hace un año otorgó a Argentina un préstamo récord de 57.000 millones de dólares a cambio de un fuerte ajuste fiscal.

Los mercados internacionales temen un regreso al intervencionismo y gasto excesivo de Kirchner, que gobernó el país de 2007 a 2015 y que según Benjamín Gedan, director del Proyecto Argentina en el Woodrow Wilson Center, “creó muchos de los desequilibrios estructurales” que el país no ha superado en los últimos años.

Lo ideal para garantizar una transición fluida sería un acuerdo entre el gobierno saliente de Mauricio Macri –un defensor del libre mercado que sufrió una sorpresiva derrota en las primarias de agosto y enfrenta una crisis de liquidez y un colapso de la confianza–, el posible próximo gobierno de Fernández y el Fondo.

MODERACIÓN. Los expertos creen que Fernández puede revelarse un moderado, como Luiz Inácio Lula da Silva al llegar a la presidencia en Brasil en 2003. “El irracional Alberto Fernández se tornará racional. Si no, sería un suicidio político”, estimó Luiz Ribeiro, a cargo de la estrategia de inversión del Deutsche Bank en Latinoamérica, basado en Sao Paulo. “El escenario más probable es que veamos a un Alberto más moderado”.

Los mercados ya consideran inevitable el reperfilamiento de 101.000 millones de dólares de la deuda argentina –incluido el préstamo del Fondo– propuesto por Macri la semana pasada, pero la decisión de avanzar corresponderá al próximo presidente, que posiblemente herede el control cambiario impuesto por Macri para proteger el peso. Los inversores esperan que Argentina siga el camino de otros dos ejemplos de exitosas reestructuraciones de deuda “amistosas”, las de Uruguay (2003) y Ucrania (2015). Mucho dependerá de quien sea designado en el gabinete, lo cual dará una idea sobre “quién dirigirá el show al final del día, Cristina o Alberto”, dijo Ribeiro.
Macri pide diálogo
El presidente argentino, Mauricio Macri, afirmó ayer que es consciente de que solo se alcanza el progreso “dialogando y construyendo confianza”, en el que fue el segundo día de campaña para las presidenciales del 27 de octubre, en las que el opositor peronista Alberto Fernández parte con ventaja. Macri defendió las acciones tomadas por su Gobierno desde que se recrudeció la crisis económica y destacó la “transparencia” de su gestión.

Fuente: UH

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s