Desde el 1 de enero regirán subas de tasas y los nuevos impuestos

El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, promulgó ayer la Ley de Modernización y Simplificación Tributaria, más conocida como Ley de Reforma Tributaria. Esperan recaudar más.

Fachada La Subsecretaría de Estado de Tributación (SET). Foto: Archivo ÚH

Desde el 1 de enero del 2020, la nueva Ley 6380, de reforma tributaria, entrará en vigencia para los contribuyentes. Esto fue confirmado ayer por el viceministro de la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET), Óscar Orué, en conversación con nuestro medio.

El subsecretario comentó que para diciembre, la SET tendrá lista la reglamentación de los cambios más urgentes, como por ejemplo, la manera de cómo se harán los anticipos de aquellos impuestos cuya liquidación y pago se realizarán de manera anual.

“Hay que recordar que el IRE (impuesto a renta empresarial) se tendrá que pagar recién en el 2021, entonces, la reglamentación respecto a los anticipos vamos a tener que hacer ahora. Mientras que respecto al artículo 3 de la ley; sobre norma de valoración y operaciones, probablemente se empiece a reglamentar a partir de junio o julio del año que viene, ya que se debe hacer en base a normas internacionales”, dijo.

Orué insistió que el objetivo de reglamentar de manera gradual es que no haya ningún cambio que pueda perjudicar a los contribuyentes, en el sentido a las normativas o los formularios.

CAMBIOS. Los cambios establecidos en la Ley de Reforma Tributaria son; aumentos de las tasas máximas del impuesto selectivo al consumo (ISC), la unificación del Iracis con el Iragro mediante la creación del impuesto a la renta empresarial (IRE), con tasa del 10%; creación del impuesto a los dividendos y utilidades (IDU), con tasas del 8% y 15%, eliminación de algunos gastos deducibles en el impuesto a la renta personal (IRP), con un rango incidido fijo anual de G. 80 millones, y tasas progresivas del 8% al 10%.

Asimismo, se crea un régimen simplificado para medianas y pequeñas empresas, con cuotas fijas mensuales para los pequeños contribuyentes, de acuerdo al monto de facturación en el año previo; se establece el impuesto a la renta para no residentes (IRNR), se elimina la devolución del IVA a los agroexportadores, entre otros ajustes impositivos.

La modificación del sistema tributario nacional fue planteada por el Ministerio de Hacienda –en representación del Poder Ejecutivo– al Congreso Nacional bajo el argumento de un desfasaje del sistema tributario. También por la necesidad de recaudar más para cumplir la creciente necesidad que tiene el país.

Dentro del proyecto de ley, Hacienda incorporó una estimación de recaudación extra, con los cambios tributarios planteados, de USD 300 millones, que pretende ser blindado y destinado exclusivamente a los sectores de educación, salud y seguridad. Sin embargo, con la reducción de tasas del ISC, aplicada por Diputados, la estimación de ingresos quedaría desinflada.

El proyecto de ley fue sancionado por el Congreso sin muchas trabas; el Senado solamente dejó fuera del alcance del IDU a las cooperativas y empresas maquiladoras, mientras que Diputados redujo las tasas máximas al tabaco, bebidas y bienes suntuosos.

Según versiones, esto fue posible gracias al acuerdo entre legisladores cartistas, abdistas y llanistas.

Postergar entrada en vigencia
La Cámara de Anunciantes del Paraguay (CAP) pedirá al Ministerio de Hacienda, a través de una nota, la postergación de la entrada en vigencia de la Ley de Modernización y Simplificación Tributaria, según adelantaron ayer a ÚH desde la CAP.
El gremio sostiene que la situación económica actual, con desaceleración y caída del consumo, evidencia que no es el momento adecuado para que el Estado plantee suba de impuestos.
Esta misma iniciativa –la de plantear postergar la entrada en vigencia de la ley– también fue anunciada por el empresario Beltrán Macchi. Sin embargo, ayer, tras la consulta de nuestro medio al respecto, éste respondió que “finalmente no se presentó tal pedido, luego de analizar el tema”.
En su momento, ÚH puso en conocimiento del viceministro de la SET, Óscar Orué, el posible planteamiento empresarial. Éste respondió que era muy poco factible suspender la puesta en vigencia de la ley, atendiendo la necesidad del Fisco de recaudar más.
En ese mismo sentido, Orué había anunciado que, en el peor de los casos, se podría estudiar la implementación gradual de algunos impuestos.

Fuente: UH

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s